accidente

 
 
Temí… no el gran amor.
Fui inmunizada a tiempo y para siempre
con un beso anacrónico
y la entrega ficticia
capaz de simular hasta el rechazo
Y por el juramento, que no es más retórico
porque no es más solemne.
No, no temí la pira que me consumiría,
sino el cerillo mal prendido y esta ampolla
que entorpece la mano con que escribo.
 
Rosario Castellanos 
México – 1924-1974
 
 
dandelion
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: