volatinera

 
No pienso, no me quejo,
no disiento, no duermo.

No me lanzo ni al Sol, ni a la Luna,
ni al mar, ni a la nave.

No siento el calor de éstas paredes
ni el verdor del jardín.

Ya no espero la dádiva
que anhelaba y soñaba.

No me alegra la mañana
ni del tranvía su correr sonoro.

Sin ver el día vivo,
olvidada de la fecha y del siglo.

Sobre una cuerda a punto de partirse,
soy una pequeña volantinera.

Soy una sombra de la sombra de alguien.
Soy una lunática de dos lunas oscuras.

 
Marina Tsvetáyeva 

Moscú – 1892-1941
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: