cuando estuviste aquí

 
 
Cuando estuviste aquí,
tu mirada ardiente
me abrigaba
y nuestros pensamientos
de pronto
se entrelazaban.

Cuando estabas conmigo,
entre las cosas diarias,
los muros eran miembros de la familia
que contaban viejos relatos
en la noche,
cuando nos servíamos el té.

Ahora,
los muros no son refugio,
se cerraron en su silencio
y no verán mi caída.

Ahora,
los muros son cemento y cal,
elemento extraño,
materia que no responde
como la muerte.

Zelda (Mishovsky) 
Rusia – 1914-1985
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: